¿Qué es la frecuencia de actualización? ¿Cómo cambiar la frecuencia de actualización en Windows 11? Guía fácil

La frecuencia de actualización de una pantalla es la cantidad de veces que se actualiza una imagen en un segundo. Se mide en Hercios (Hz). Entonces, si su monitor tiene una frecuencia de actualización de 60 Hz, simplemente significa que la imagen en su pantalla se actualiza 60 veces por segundo.  

Si ha pasado mucho tiempo sin modificar su configuración, ¡puede que sea el momento de cambiar la frecuencia de actualización en su PC con Windows! Así es como puedes hacerlo: 

  1. Seleccione Inicio.
  2. Ir a la configuración.
  3. Vaya a Sistema.
  4. Vaya a Pantalla.
  5. Vaya a Pantalla avanzada.
  6. Seleccione "Elegir una frecuencia de actualización" y elija la frecuencia de actualización que desee.

Dependiendo de su sistema, las frecuencias de actualización que aparecen en el menú desplegable variarán.

Menú de Inicio de Windows
Menú Inicio de Windows | Fuente: Windows

Frecuencia de actualización dinámica (DRR)

La frecuencia de actualización dinámica o DRR es una nueva característica de Windows 11. Ajusta automáticamente la frecuencia de actualización de su monitor según los requisitos. 

¡Es una característica muy útil para aquellos a quienes les gusta hacer todo en sus configuraciones! Por ejemplo, cuando se juega, es posible que se necesite una frecuencia de actualización más alta para garantizar un juego fluido y fluido, mientras que algo tedioso como trabajar en un documento no requiere una frecuencia de actualización tan alta.

Así es como puede habilitar la DRR: 

  1. Seleccione Inicio.
  2. Ir a la configuración.
  3. Vaya a Sistema.
  4. Vaya a Pantalla.
  5. Vaya a Pantalla avanzada.
  6. Seleccione "Elegir una frecuencia de actualización" y luego haga clic en "Dinámico".

Si no puede detectar la opción Dinámica, es probable que su sistema no la admita. 

Beneficios de cambiar la frecuencia de actualización de tu PC

Al cambiar la frecuencia de actualización, puede optimizarla para adaptarla a sus necesidades. 

  • Juego de azar: Una frecuencia de actualización más alta brindará una experiencia de juego perfecta al reducir el retraso, el desenfoque de movimiento y el desgarro de la pantalla. Si estás jugando un juego con gráficos exigentes en un sistema comprometido, también puedes bloquear la frecuencia de actualización para garantizar un juego estable.
  • Hojeada: Desplazarse durante períodos prolongados de tiempo puede provocar fatiga visual y fatiga. Es recomendable aumentar la frecuencia de actualización para reducir el parpadeo y las imágenes fantasma. 
  • Batería: Reducir la frecuencia de actualización ahorra energía de la batería. Esto es útil para mantener la vida útil de la batería a largo plazo.

La próxima vez que juegues y experimentes un retraso, intenta cambiar a una frecuencia de actualización diferente. ¡Mira si hay alguna diferencia!

Deepanwita Tudu

Deepanwita Tudu

Soy un lector voraz al que le encanta escuchar música nueva mientras contempla los atardeceres. Cuando no estoy tarareando una melodía, puedes encontrarme acariciando gatos.

Comentarios

Deje un comentario